Lo absurdo de nuestra forma de amar

En días como el de hoy, San Valentín, preferiría vivir en cualquier otro sitio ajeno a esta ridícula festividad. No es más que una patraña de los comercios para vender más productos a toda esa panda de consumidores ignorantes que se tragan el cuento de que hoy es el día de los enamorados y que no es posible querer a nadie si no le regalas algo o si no lo celebras dejándote los ahorros de varias jornadas intensivas tan escasos en estos tiempos de crisis.

Es absurdo caer en la trampa de los empresarios dedicados al comercio superfluo, dado que lo único que conseguimos es llenar el bolsillo de los demás a costa de una pizca de nuestra dignidad.

Veritas Veritae - Nuestra forma de amar

Para demostrar el amor que podemos sentir por otra persona no es necesario aferrarse a estas ideas cursis y carentes de sentido. Porque un amor como el que así se demuestra es sentimental y empalagoso.

Es cierto que en una relación los detalles son fundamentales, sin embargo sobran las tonterías infantiles que hoy en día parecen estar de moda. Debe mantenerse una postura mucho más firme y sincera, dejando un hueco para el romanticismo, claro está. Los regalos hacen ilusión, ¡y a quién no!, pero no son la base del amor como nos hacen creer tan a menudo. En cambio resultan fundamentales la sinceridad, la confianza y el afecto.

Veritas Veritae - Nuestra forma de amar

By: María Ros

Anuncios

Un pensamiento en “Lo absurdo de nuestra forma de amar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s