Un final de cuento de hadas

Nos pasamos la vida deseando al hombre perfecto, hay quienes hacen una lista de los requisitos imprescindibles. Hay que saber qué se quiere, hay que ser exigentes o vamos a acabar conformándonos con lo primero que pase.  Pero entonces, cuando llega él desconfiamos porque pensamos que será como el resto de capullos que hemos encontrado a lo largo de nuestra vida.

Estamos expectantes, esperamos a que saque el monstruo que creemos que lleva dentro. Y puede que de ese modo perdamos la oportunidad de estar con un hombre increíble.  Así que, cuando entra en escena un caballero andante nos volvemos escépticas, porque estamos acostumbradas a los hombres que no nos merecen, esos por los que nos desvivimos y que no nos corresponden.

Veritas Veritae - Un final de cuento de hadas - La princesa prometida

Puede que la vida real nos haya hecho dudar de los cuentos de hadas, dónde una princesa pavorra cabalga hasta el amanecer montada en el corcel blanco del príncipe azul. Puede que todos los inputs externos de las películas, las series, las novelas, las celebrities, todo eso, nos haya hecho replantearnos ese final feliz hasta el extremo de rechazar al príncipe cuando aparece.

¿Hemos matado el final de cuento de hadas que todas las chicas deseamos?

By: María Ros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s