La suerte de tener hermanos

En todas las familias hay un elemento común: los hermanos. Lo cierto es que son algo difícil de soportar. Aparecen en nuestra vida sin preguntar, sin ser elegidos. Pero probablemente no los cambiaríamos por nada del mundo, o no deberíamos, porque son a fin de cuentas parte de nosotros.

¿Cómo describirlos? Son una plaga, son adorables, son insoportables y son lo mejor. Son nuestra familia.

Voy a daros 18 razones por las que tener hermanos no está tan mal.

1. Las peleas son el pan de cada día.

Son precisamente esas peleas las que nos hacen ejercitar nuestra capacidad de respuesta, amplían el abanico de insultos (cada vez más elaborados) y la habilidad de invenciones graciosas.


2. Nos aburriríamos un montón.

Jugar solo está bien, pero ¿qué emoción tiene un pirata sin tripulación, un vaquero solitario o un príncipe sin princesa? Os lo diré. Ninguna. Incluso cantar solo pierde su gracia con el tiempo. ¿Quién no ha intentado entonar las canciones de ‘Sonrisas y lágrimas’ con sus hermanos? (He dicho INTENTAR).

Veritas Veritae - La suerte de tener hermanos - Sound of Music


3. Nos defienden.

Cuando el matón de turno se metía con nosotros en el colegio la amenaza de ‘mi hemano mayor te pegará’ se cumplía.


4. Siempre están.

Cuando tus amigos te dan la espalda, tus hermanos están ahí.


5. Solo yo puedo llamar ‘imbécil’ a mi hermano.

Si alguien de fuera lo hace le parto al cara. Simple y llanamente.


6. Cuando no están en casa eres feliz.

Eres el rey de la casa: ¡lo tienes todo para ti solo!


7. La sangre siempre tira más.

Quien mejor te conoce es tu familia.

Veritas Veritae - La suerte de tener hermanos - SEVEN BRIDES FOR SEVEN BROTHERS


8. Matarías por ellos.

A veces los estrangularías, pero no tienes ninguna duda: matarias por ellos, sin necesitar un motivo.


9. Las travesuras son mucho más divertidas cuando formáis un complot.


10. Son la prueba de fuego.

Cuando traes a un novio a casa ellos tienen que aprobarlo. Y sabes que le harán sufrir, se lo pondrán difícil y se reirán a su costa. Pero si pasa la prueba y supera a tus hermanos, será un miembro más de la familia.


11. Siempre vas a necesitarlos.

Y aunque no los necesites estarán ahí igualmente.

Veritas Veritae - La suerte de tener hermanos - Narnia


12. Compartís las cosas.

Aunque pienses que te las van a romper o estropear, en realidad eres la primera que te pavoneas con la sudadera de tu hermano delante de tus amigas y también la primera en apropiarte de camisas, jerseis, collare y zapatos ajenos.


13. Compartís habitación.

Eso te obliga a pasar noches despierta escuchando sus chorradas, pero te lo compensan con incontables noches en vela partiéndoos de risa.


14. La complicidad fraternal no tiene precio.

Una mirada traviesa y ya está todo dicho. En el fondo te conocen mejor que nadie. Te guste o no.


15. Te volverán loca hagan lo que hagan.

Veritas Veritae - La suerte de tener hermanos - los_hermanos_marx_1930


16. Te encanta presumir de hermanos delante de los amigos.


17. La selva tiene sus normas.

Los hermanos pequeños siempre serán unos pesados metomentodo y los mayores siempre serán unos mandones sin remedio.


18. No hay hipocresías.

No necesitan caerte bien, los querrás igual sean como sean.


Aunque tus hermanos sean unos auténticos puercos (la confianza da asco), estén locos, sean unos bocazas, no se callen ni debajo del agua, te desordenen las cosas, te cojan la ropa sin pedir permiso o cualquiera de las típicas cosas que suelen hacer los hermanos, los seguirás queriendo, porque a las buenas y a las malas, eso es lo que tiene el amor fraternal.

La próxima vez que os hartéis de vuestros hermanos o se os pase por la cabeza la idea de venderlos a cambio de una lavadora, pensad en la suerte que tenéis. No todo el mundo tiene ese tipo de amor incondicional en sus vidas.

By: María Ros

Anuncios

3 pensamientos en “La suerte de tener hermanos

  1. Pingback: Sal con un hombre que lea | veritas veritae

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s