En busca del final feliz

Podemos pasarnos horas viendo esas romanticonas declaraciones de las películas románticas. Y las meteduras de pata de sus protagonistas, los grandes momentos acompañados de una espectacular banda sonora que nos ponen los pelos de punta, los discursos ‘improvisados’ de los personajes. Pero lo mejor, son los borbotones de lágrimas que surcan las mejillas de nuestras televidentes cuando en la pantalla aparecen las dos palabras mágicas más famosas: ‘THE END’.

Esas mismas lágrimas que llevan toda la película amenazando con salir y descubrir la sensiblera personalidad de la mujer en cuestión. Y prácticamente sin comerlo ni beberlo nos encontramos una noche de sábado sentadas en el sofá, con un bol de palomitas (o helado en los casos más extremos), enfundadas en una cálida mantita y sintiéndonos tremendamente identificadas con las protagonistas de esas historias.

Veritas Veritae - En busca del final feliz - Friends

Quizás la verdadera razón  sea que las mujeres, ansiosas por encontrar el amor, buscamos en Hollywood (principal industria de amor en paquetes temporales de hora y media) cualquier pequeña pista que nos ayude a ser felices o incluso, que nos ayude a entender a los hombres. Estamos hechas un verdadero lío, y por eso vemos películas.

Porque ahí todo es más fácil, porque ahí sí hay un final feliz garantizado, siempre. Si no fuera así, Hollywood dejaría de facturar tantos millones de dólares y sería un sector en la más absoluta de las ruinas. Y nos consolamos viendo el final feliz asegurado que nos prometen cuando consumimos una historia enlatada.

Tal vez nos da miedo salir ahí fuera y encontrar nuestro final feliz. Y tal vez tememos lo que podríamos encontrar ahí fuera y por eso preferimos instalarnos en la seguridad de nuestro sofá viendo como unos personajes ficticios consiguen una felicidad ficticia en vez de arriesgarnos para conseguir nuestra felicidad. Porque tal vez, y solo tal vez, no creemos que nosotras también tenemos un final feliz aguardando a que lo encontremos.

By: María Ros

Anuncios

2 pensamientos en “En busca del final feliz

  1. Pingback: Amores platónicos | veritas veritae

  2. Pingback: Las películas son solo eso | veritas veritae

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s