Cómo enfadarse bien

Enfadarse es un arte, puede que no esté mundialmente reconocido, pero quien tenga un carácter fuerte, sabe de lo que hablo. Hay que saber enfadarse.

Hay que saber cuándo es el momento, quién es la persona y cuál es el motivo adecuado. Porque si nos enfadamos sin razón, con la persona equivocada y en el momento inoportuno, no es efectivo.

Aquí os dejo 5 consejos para que no os enfadéis en vano:

1. Respirar

Sé que es un tópico, pero cuando la vena del cuello se empieza a hinchar, los puños se cierran inconscientemente dejando blancos los nudillos y la fuerza se concentra en la mandíbula, lo mejor es intentar respirar profundamente. Solo tres veces. Si consigues sacar todo el aire del cuerpo y volver a inspirar 3 veces, estás salvado.

veritas veritae - como enfadarse bien

2. Silencio desgarrador

Hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio. Mario Beneditti

El ser humano, sobre todo cuando se encuentra en un estado irracional de mala leche, suele subestimar el poder del silencio. Cuando cabreamos a una persona, esperamos un ataque de ira, una respuesta mordaz, un insulto o incluso un guantazo.

Y cuando en vez de eso obtenemos un silencio sepulcral, el corazón se nos encoge y empezamos a temer por nuestra integridad física y psicológica.

veritas veritae - como enfadarse bien

El silencio infunde respeto, uno se queda mudo, sin posibilidad de réplica, sin poder entablar una discusión. El silencio por tanto, desarma al interlocutor sin necesidad de argumentar absolutamente nada.

De todas las reacciones posibles ante una injuria,

la más hábil y económica es el silencio. Santiago Ramón y Cajal


3. Tonalidad

Si utilizas las palabras inadecuadas, el mensaje rebota y nunca llega a su destinatario. Y entonces enfadarse se convierte en una pérdida de tiempo. Pero si juegas con los cambios de tono, das fuerza a las palabras justas y entonces el interpelado capta el mensaje de forma eficaz.

veritas veritae - como enfadarse bien

4. Auto-dominio

Enfadarse es muchas veces un acto instintivo, casi un reflejo. No dominamos el primer impulso, el pronto, pero sí podemos ser dueños del segundo. Y hay que aprender a gestionarlo. Las relaciones personales suelen resentirse con los prontos. Porque aunque lo sintamos mucho, pidamos perdón e intentemos compensarlo, el mal ya está hecho.

Las palabras hirientes van haciendo mella en aquellos a los que ofendemos. Y aunque la herida se cura, siempre queda marca. Cicatriz tras cicatriz vamos perdiendo a los que nos importan. Y con cada señal sangrante en su corazón nos vamos quedando un poco más solos. Y todo por un estúpido e impulsivo arrebato de agresividad.


5. Sacar provecho

Normalmente, cuando la gente esa triste, no hacen nada. Solo llorar

sobre su condición. Pero cuando se enfadan, provocan un cambio. Malcolm X

Cuando nos enfadamos acumulamos una gran cantidad de energía negativa. Sin embargo, si conseguimos redirigir ese ímpetu y transformarlo en vitalidad podemos lograr grades cosas.

LaReinaDeCorazones

Así que ¿por qué no hacemos caso de Gandhi y nos convertimos en el cambio que queremos ver en el mundo? Seguro que de este modo tendríamos menos que criticarle a la vida y seríamos más felices.

¿No me crees? Pruébalo. ¿Qué puedes perder?

By: María Ros

Anuncios

2 pensamientos en “Cómo enfadarse bien

  1. Pingback: 8 meses sin trabajo | veritas veritae

  2. Pingback: Año nuevo, vida nueva y esas cosas | veritas veritae

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s