Me voy…pero vuelvo

De vez en cuando hay que renovar el espíritu, cargar las ilusiones y dejar que la imaginación respire el aire puro del campo. Así que ¡allá vamos!

El retiro de cuerpo y mente a un lugar dejado de la mano de Dios nunca viene mal. Incluso las veinteañeras necesitamos poner pausa a toda nuestra vida y alejarnos del mundanal ruido.

Por eso -y con vuestro permiso- me despido un mes, solo un mes, no sufráis, que sé que estabais preocupados, os lo noto 😉 Prometo que en esta breve ausencia mi mente seguirá trabajando incansablemente para volver con las pilas cargadas y llena de proyectos.

Hasta el próximo lunes amigos 🙂

Gracias por estar ahí siempre.

veritas veritae - mafalda

By: María Ros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s