Tú eliges

Tú eliges

Tuve una profesora en mi adolescencia febril que siempre nos soltaba este mismo eslogan. Directo a nuestro frágil y maleable subconsciente pubertoso. Por aquel entonces me parecía una pesadez, producto de una mente mayor cansada de lidiar a diario con hormonas jóvenes y alborotadas. Hoy lo entiendo.

La vida no es más que un camino y cada cual elige cómo pasar por él. Impredecible, tormentosa, llena de oportunidades, de descubrimientos, de momentos, de personas, y sobre todo, de historias.

Es eso que pasa mientras duermes. Es la que evoluciona mientras piensas dónde encajas. Es la que te arrastra con ella a pesar de tus vanos intentos por estancarte en un tiempo y un lugar concreto, mientras te aferras a ese momento. La vida tiene sus propios planes y no suele contar contigo.

Cuántas veces esperamos que nos ocurran cosas en la vida, nos atoramos en esa actitud desesperada por llenarnos de actividad, de aventuras, pero la recibimos, irónicamente, con la pasividad más absoluta. Nada pasa por nada. Si no hay un movimiento inicial, no se activa la inercia. Es responsabilidad nuestra activar ese engranaje.

Footloose (1984)

Confundimos la normalidad con la inactividad, con el aburrimiento. Y eso es precisamente lo que nos provoca esa desazón inmensa, lo que hace que la rutina, la normalidad, se conviertan automáticamente en tedio.

La normalidad no era más que lo que mi propia voluntad, mi compromiso y mi palabra aceptaran que fuera y, por eso, siempre estaría conmigo. Buscarla en otro sitio o quererla recuperar del ayer no tenía el menor sentido. El tiempo entre costuras.

Tú creas tu propia normalidad. Tú creas tu inercia. Tú eliges. Sobrevivir es sencillo, solo tienes que respirar y alimentar el cuerpo. Lo que cuesta un esfuerzo es escribir nuestra historia, porque nos enfrentamos a los miedos, a las dudas, a la incertidumbre, a los cambios, a los matices que nos plantea la vida.

Con cada día de vida, nos enfrentamos al fin y al cabo a la propia raza humana. Y es de valientes superarla, porque implica superarnos a nosotros mismos con cada amanecer. Somos nuestras metas, somos nuestros miedos (…) y eso es lo que, al final del día, nos une a todos los seres humanos”. Rush Smith.

By: María Ros

Anuncios

12 pensamientos en “Tú eliges

  1. Pingback: Aprieta el ‘on’ | María Ros

  2. Pingback: No cambiaría mi pasado | veritas veritae

  3. Pingback: Somos un puzzle | veritas veritae

  4. Pingback: Cuando los demonios llaman a la puerta | veritas veritae

  5. Pingback: Y ahora ¿qué? | veritas veritae

  6. Pingback: La vida es un camino | veritas veritae

  7. Pingback: La vida es sueño | veritas veritae

  8. Pingback: El espejo de Oesed | veritas veritae

  9. Pingback: Déjate llevar | veritas veritae

  10. Pingback: Peter Pan vs. Adultos | veritas veritae

  11. Pingback: La crisis de los 20 | veritas veritae

  12. Pingback: Pasión | veritas veritae

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s