Tírate pedos

Sí, has leído bien. Pone ‘pedos’ en el título y encima en imperativo, o sea, que te los tienes que tirar a la fuerza. ¿Y de qué voy obligándote a tirarte pedos? Pues lo escribo porque es mi blog y me da la gana. ¿A qué estás con la intriga calada hasta las cejas? 😉

La vida es muy corta, no hay que perder el tiempo… Son frases trilladas, tópicos de mierda que todo el mundo sabe y que casi nadie aplica. Peeero muere alguien cercano, hay otro atentado por el mundo (cada vez más cerca de casa), nos cuentan que no-sé-quién ha tenido un accidente y leemos cientos de historias de superación. Y poco a poco esas frases empiezan a quedarse pegadas a nuestro corazoncito. Y le damos vueltas y asoman preguntas.

¿Qué estoy haciendo con mi vida? ¿De verdad es tan importante lo que piensen de mí? ¿Hago esto porque quiero o porque es lo que se espera de mí?

Y ganamos certezas.

Nos convencemos de que la buena educación es importante pero tirarse un pedo de vez en cuando también vale. Nos damos cuenta de que criticas destructivas, trolls y gilipollas los hay siempre y en todas partes, y que si de eso depende que hagamos algo útil con nuestra existencia, estamos jodidos perdidos.

[Estoy palabrotera hoy, lo siento.]

Que la vida es corta, lo sabemos, pero seguiremos sumidos en nuestra ignorante conciencia el 98% del tiempo en que nadie nos saque de ella con una historia fuerte. Porque somos así de impresionables. Derramamos un par de lagrimillas, nos conmovemos, pensamos que qué mal está el mundo y a los cero coma ya nos hemos olvidado de todo y solo nos importa que no-sé-quién nos ha comentado algo estúpido en facebook. Problemas del primer mundo, dear. Así vamos.

Pero las cosas están cambiando.

VeritasVeritae - Pokemon Go en Siria

Ahora resulta que ir de fin de semana a París es casi igual de peligroso que viajar a Tierra Santa. Y a la gente sigue importándole que tú no seas políticamente correcto en las cosas más absurdas de la vida. ¡Que ahora más que nunca la vida se nos escapa entre los dedos! Que si antes moríamos de viejos ahora volvemos a la época de los mártires.

Así que qué más da. Tirémonos pedos joder, hagamos lo que queremos hacer porque queremos hacerlo y no porque se supone que debemos hacerlo. Exprimamos nuestra porción de existencia tal y como se nos ha dado. No hablo de carpe diem. Digo que seamos buenos ahora, porque nadie nos asegura que haya un ‘más tarde’ o un futuro para redimirnos.

Digo que arreglemos las cosas ahora, que perdonemos ahora, que amemos ahora sin importar quién nos mira por encima del hombro. Pensemos qué nos hace felices y hagámoslo.

Para estar 10 años reprimiendo pedos le regalamos nuestra vida a otro. Nada de abandonar proyectos, sueños o ideas cojonudas solo porque un par de imbéciles los echan por tierra en el primer comentario. Hoy más que nunca lo único seguro es lo que tenemos aquí y ahora. ¿O qué?

By: María Ros

Anuncios

3 pensamientos en “Tírate pedos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s