Llegarás a ser feliz

Querida amiga,

Tú, que siempre esperas. Tú, que anhelas sentirte amada. Tú, que buscas un corazón que te atraiga para derrochar todo tu amor en él, no sufras, llegará. Llegará el día en el que te sientas así de amada, en el que ese deseo que tienes en el corazón empezará a saciarse, a ser correspondido, te lo prometo.

Quizás no del modo que tenías planeado en tu cabeza, quizás no cuando tú pensabas y quizás no con quién tú imaginas. Pero sucederá. Te lo prometo. ¿Para qué ibas a tener ese corazón y esa necesidad si no fueran a ser colmados? No tiene sentido.

Amar y ser amada, ese es tu Destino, para eso estás hecha. Porque sufrir la espera no es un castigo, te hace valiente, te curte. Esa espera te educa el corazón para aprender a ser digna de ese que te aguarda también, inquieto. No desesperes creyendo que eres la única que busca. Llegarás a ser feliz.

Veritas Veritae - Llegaras a ser feliz

Y cuando llegue, ¡ay cuando llegue! Podría decirte que será duro, que te costará… Pero ¿para qué? Ya lo sabes. Aun así sigues esperando, porque sabes que esa espera es signo de que algo dentro de ti te pide confiarle tu corazón a otro. Porque está en tu naturaleza, estás hecha para eso y tu corazón lo sabe.

Te asusta entregarte, darte entera a quién tanto esperas, es más, te aterra, pero sabes que es el único modo de ser feliz: arriesgándote a ser vulnerable. Porque es así como uno ama, poniéndose en juego, exponiéndose delante del otro: o todo o nada.

Y será entonces cuando descubras que el Amor es mucho más que querer a otro ser humano, es mucho más que compartir gastos, convivir o tener hijos juntos. Empezarás a ser consciente de que esa espera ha servido de algo, porque ese deseo que tenías empezará a colmarse de felicidad.

Nadie nos despierta tanto y nos hace tan conscientes del deseo de Felicidad que nos constituye como la persona amada. Su presencia es un bien tan grande que nos hace caer en la cuenta de la profundidad y la verdadera dimensión de este deseo: un deseo Infinito – Don Giussani.

Así que no sufras de impaciencia. Llegará. Lo prometo.

De subconsciente a subconsciente,

Yo

By: María Ros

Anuncios

11 pensamientos en “Llegarás a ser feliz

  1. Pingback: Corazón a galope | María Ros

  2. Pingback: Todavía no es nuestro | María Ros

  3. Pingback: Gente buena | María Ros

  4. Pingback: Adictos | María Ros

  5. Pingback: Lo que me separa de ti | María Ros

  6. Pingback: Ni se te ocurra morirte | María Ros

  7. Pingback: El corazón no engaña | María Ros

  8. Pingback: Mírame bien | María Ros

  9. Pingback: Todo el corazón | María Ros

  10. Pingback: Lo que está en juego | María Ros

  11. Pingback: Bendita nostalgia | María Ros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s