No estamos rotos

Qué empeñado está el mundo en llevarnos al redil, en moldearnos, en querer hacernos a su manera. Tengo algo que decir al respecto…

Querido Tú, bueno, Tues. O sea, vosotros. Buf. Simplifiquemos.

Queridos todos,

No estamos rotos, no nos queráis cambiar. Todo funciona en nosotros, estamos bien, somos imperfectos, claro, pero somos nosotros. Dejad de intentar alinearnos. No somos norma, no somos establecidos. Somos auténticos, somos especie en extinción, somos nosotros.

Dejadnos ser de verdad.

Entráis y salís de nuestra relación con opiniones, juicios y propuestas de cambio. Pero es que esto no es un proyecto de ley municipal, esto son nuestros corazones, nuestra relación, nuestra y de nadie más.

Nos alegra que permanezcáis a nuestro lado, que queráis participar y enseñarnos a querernos mejor. Nos chifla saber que os importamos. No todo el mundo tiene tanta suerte. Pero ahí termina vuestro papel. Las sugerencias serán aceptadas y las propuestas se tendrán en cuenta. Ya os llamaremos. Gracias.

Dejad que nos equivoquemos, dejad que nos caigamos, que nos peleemos y que aprendamos de nuestros errores. Dejad que tengamos errores que corregir.

Dejad que la caguemos metamos la pata y que la saquemos solitos. Dejad que caminemos. Necesitamos el camino con T-O-D-A-S sus piedrecitas con las que caer.

Sabemos que estáis ahí para levantarnos. Pero entended que el primero al que acudiremos será el otro, porque para eso andamos juntos: para echarnos la primera mano. No sufráis, que la segunda que reclamaremos será la vuestra.

Estamos locos, ¡claro que sí!

Pero ojalá entendierais que toda la locura que puliríais en nosotros, todo aquello que os parece imperfecto, roto o incorrecto de nuestro amor, es precisamente lo que nos hace ser nosotros, lo que nos hace ser libres, lo que nos hace querernos.

¿Por qué queréis cambiar(lo)nos?

By: María Ros

Anuncios

3 pensamientos en “No estamos rotos

  1. A juicio personal solo hay una forma de ver el motivo de aquellas personas que pretenden cambiarlo: envidia. Somos juzgadores por naturaleza, y el ser humano cuanto menos juzga menos vulnerable es a comentarios y opiniones. Magnífica propuesta la que planteas y pones a cabo. Bravo. Saludos terrícola.

    Le gusta a 1 persona

    • Sí que es cierto que todos juzgamos, creo que de eso no se libra nadie. La cuestión, creo, es no imponer ese juicio ni las opiniones formadas como estilo de vida para los demás.

      Sin embargo, siempre es bueno contar con la opinión de quienes te quieren, desde fuera la perspectiva es distinta. Hay que tenerla en cuenta pero siempre siendo 100% libre para hacer lo que uno cree mejor.

      Gracias por comentar. ¡Nos vemos por estos lares terrícolas!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s