Todavía no es nuestro

Querido Tú,

Estamos robándole al tiempo momentos que aún no nos pertenecen.

No quiero crecer deprisa y perderme mi vida contigo.

No quiero que nos perdamos nuestra vida por estar esperando con demasiada ansia a nuestros ‘yo’ del futuro. Planear es precioso, no quiero dejar de hacerlo porque me da una perspectiva, me da una esperanza, pero no quiero estar tan ocupada oteando el mañana que me pierda a tu ‘yo’ de hoy. No quiero perderte por estar esperándote.

Ese tiempo llegará. Pero todavía no es para nosotros. Debemos esperar.

La paciencia es la virtud más molesta, porque es la que más se hace de rogar. 😉 Es la que nos curte, la que nos proporciona el tiempo para reflexionar las decisiones importantes, la que nos hace cerciorarnos de que con las prisas no metemos la pata. Es la que vela por que no queramos correr más que el tiempo que se nos ha dado. La paciencia es, en definitiva, la que no nos deja ir de listillos y saltarnos los pasos necesarios.

Ese tiempo todavía no es nuestro.

Ahora nos toca vivir lo que tenemos justo delante de las narices.

Todavía no es nuestro el momento en que lleguemos del trabajo y nos contemos el día cara a cara en vez de por teléfono.

Todavía no es nuestro ese despertarnos junto al otro. Ni ese beso robado por la mañana. Ni el comentar en el baño de nuestra casa mientras nos lavamos los dientes cómo hemos visto a nuestros amigos tras una cena con ellos.

Tampoco es nuestro el tiempo de decidir ser más de dos.

Todavía no es nuestro ese baile descalzos en casa para celebrar nuestras bodas de plata.

Nada de esto nos pertenece aun. Y lo mejor de todo es que no nos quedamos vacíos por ello, porque sí hay muchos momentos que nos corresponden ahora, que nos completan en este instante, que llaman a nuestra puerta y nos reclaman ser disfrutados en nuestro presente de indicativo.

Por eso yo quiero quererte ahora con todo lo que eres ahora. (¡Y voy a dejar ya de decir ahora!). Me encanta planear nuestro futuro juntos, pero no quiero desperdiciar lo que tenemos en este instante cegada por lo que podría ser.

Cada ahora que vivamos bien juntos es una piedra que cimienta nuestro mañana.

De subconsciente a subconsciente,

Yo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s