Cállate

Hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio. Mario Benedetti

Querido Tú,

Cállate.

1… 2… 3…

Bien. Y ahora, ¿qué oyes? ¿Nada? Tal vez un zumbido. Tal vez ruido. Tal vez la calle, coches, gente hablando.

Ahora mira. Y escucha. ¿Qué percibes?

Más ruido. Caos. Todo a la vez. Parece un simulador de Blade Runner. Agobia. Demasiados estímulos, ¿no?

Cállate.

Sé que te tienta volver a hablar, ponerte los cascos y zambullirte en tu desorden particular, porque ese lo controlas mejor. Pero haz un esfuerzo. Mantente en silencio. 🤐

Lo sé. Acojona, asusta. Y es que cuando reina el silencio aparecen cosas. Uno silencia el whatsapp, quita las notificaciones de Facebook, Instagram y Twitter, se desinstala el gmail del teléfono y ocurren cosas. Uno empieza a entender, más bien, a entenderse. Pero aparece la vulnerabilidad, nadie se atreve a apagar el móvil del todo. Ese es un deporte de riesgo, solo apto para valientes.

¿Por qué no nos lanzamos? Atrevámonos a tener momentos de silencio. Atrevámonos a encontrarnos a nosotros mismos, sin avisos, ni vibraciones, ni campanillas que anuncien que alguien se acuerda de nosotros.

Pero la tentación vive arriba, en nuestra cabeza. Tenemos tantas opciones para distraernos que es casi un delito resistirse. Total, ¿para qué? ¿Para ser un bicho raro, para desmarcarnos? Porque nadie en su sano juicio lo hace en pleno s.XXI.

Es más sencillo poner un emoticono que descifrar la complejidad de la emoción que sentimos. 😍😭 Es más rápido poner una carita feliz como respuesta a un ‘¿Cómo estás?’ del whatsapp, que desarrollar el hecho de que estamos tristes, enfadados o frustrados. 🙂😢😡😩 O enviarle un corazón a quien amamos en vez de decir ‘Te quiero’. Dios mío, ni hablar del peluquín vamos a verbalizar esas dos palabras teniendo esto: ❤️. ¡¡Qué locura!! El corazón dibujado tiene más interpretaciones, no hace falta arriesgarnos con las fatídicas palabras.

No necesitamos tomar un café con nadie para que nos cuente qué tal le va la vida, eso es de otra generación. ☕️👵 Nosotros tenemos los audios. 🎙 Y de qué sirve tener intimidad si no la compartimos con todos en Internet.

En fin, que William Hazlitt estaba bastante equivocado con su teoría sobre el silencio, él aseguraba que este era el gran arte de la conversación. Bah. Cállate. Lol. 😂😂

By: María Ros

Anuncios

Un pensamiento en “Cállate

  1. Pingback: Más allá de Internet | María Ros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s