Dale hilo a la cometa

Querido Tú, Te miro impaciente porque alces la cabeza y me devuelvas la mirada con ternura. Pero sigues con el ceño fruncido. Tienes suerte, ¿lo sabías? Tienes suerte de que no sea exactamente como tú desearías, tienes suerte de que … Sigue leyendo

Al encuentro de Mr. Banks

Querida Tú, Mi Mary. Llegaste con viento del Este. Nada más verte supe que mi vida cambiaría. ¡Y vaya si ha cambiado! Desajustaste mi rutina, me rompiste los esquemas. Le pusiste a mi vida esa cucharada de azúcar que le … Sigue leyendo