¿Café? Mejor algo frío. Gracias.

Salgo del tren y mis pupilas sufren el repentino contraste de luz, así que por un momento me cuesta adaptarme. Me pongo las gafas de sol inmediatamente. Ya veo a José. ¿Café? Buf, hace demasiado calor para algo tan caliente. … Sigue leyendo